La ETOPEYA del General José de San Martín

Si, si ETOPEYA!!! sin error de tipeo Y qué mejor que la figura del General de San Martín para resaltar sus valores en estos tiempos tan inciertos.

Pero qué es ETOPEYA? Es una figura literaria que consiste en la descripción de rasgos morales de una persona, como son el carácter, virtudes, cualidades espirituales o costumbres de personajes comunes o célebres”.

Etimológicamente proviene del griego: “ETHOS”, que significa costumbre y que es la base de la palabra ética y “PORCO”, que significa describir, por lo tanto, en retórica antigua la finalidad de la ETOPEYA era la descripción de los rasgos éticos y morales de una persona.

Actualmente, la etopeya puede estar compuesta por otros rasgos de la personalidad, tales como la manera de ser, la manera de ver la vida, las costumbres, las diferentes actividades, la actitudes, los sentimientos, y en fin todo lo que nos parezca o llame la atención de las personas. 

Entonces vamos a ir conociendo aspectos que describen al hombre que  con sus hazañas logró ser figura clave  para la emancipación de los pueblos americanos.

Hecho con Padlet

Primeros años del padre de la patria 

Don José de San Martín nació en 1778, un 25 de febrero, en el pueblo de Yapeyú, está ubicado en la actual Argentina, una ex misión jesuítica situada a orillas del río Uruguay en la Gobernación de las Misiones Guaraníes del Virreinato del Río de la Plata, perteneciente hoy a la Provincia de Corrientes.

¿Sabían que para protegerla en 1938 se inauguró un templete histórico de estilo neocolonial en esa casa?

Está ubicado frente a la plaza principal del pueblo, que mantiene un retoño de la higuera donde cuentan que San Martín jugaba de chico.  Vamos a conocer el curso de una vida heroica.

En 1783, la familia San Martín  emprendió un viaje a España radicandose en Málaga.

A los once años, en 1789, ingresó como cadete en el Regimiento de Infantería de Murcia. Desde los trece a los treinta y cuatro años, sirvió al ejército español alcanzando el grado de teniente coronel.

De ser un soldado americano de la corona española a convertirse en el padre de la patria

En 1812, San Martín regresó a  Buenos Aires para luchar por la independencia de muchos países de América.Su primera tarea fue crear el ejército de Granaderos a caballo. 

Cuando José de San Martín cruzó los Andes  se preocupó de llevar soldados y armas, también se ocupó de transportar una imprenta y libros con ideas revolucionarias y libertarias.

Una vez aparecida la figura de San Martín en la capital del Río de la Plata tomó un carácter y agilidad que hasta entonces no había logrado. Si bien los criollos, junto con los caudillos habían cobrado las fuerzas necesarias, lo cierto es que faltaba la dirigencia necesaria, la planificación y sólida estrategia para alcanzar tan enormes objetivos. En este sentido, San Martín resultó ser una figura brillante, su desempeño militar y carisma condujeron al triunfo de batallas clave para la misión libertadora.

 Una hazaña inmortal

La figura del Gral. Don José de San Martín, representa, entre otros símbolos, el coraje, el compromiso, la valentía, la libertad e independencia alcanzada por regiones de Latinoamérica antes dominadas política y económicamente por España y otros países colonialistas como Portugal e Inglaterra.

A más de 170 años de su paso a la inmortalidad, pensar cuál era la Argentina grande con la que él soñó y luchó, nos inspira a unirnos y continuar con su legado de libertad, atravesando estos escenarios complejos en los que nos encontramos.

Como comunidad educativa seguiremos trabajando en pos de estos principios para “educar para un mundo mejor”

¡VIVA LA PATRIA!