20 de Noviembre: “Día de la Soberanía Nacional”

El 20 de noviembre se celebra el Día de la Soberanía Nacional en conmemoración de la batalla de la Vuelta de Obligado, combate que ocurrió en 1845 y enfrentó a las tropas de la Confederación Argentina con barcos franceses e ingleses.

La palabra “soberanía” en general se refiere a las decisiones que se toman en un país para conseguir el bienestar de su población, de manera autónoma, sin intervención de ningún otro país extranjero. Sin embargo, su significado es más amplio y lo iremos reflexionando a través de esta narrativa.

El 20 de noviembre de 1845, soldados argentinos  repelieron la invasión del ejército anglo-francés, que pretendía colonizar los territorios de nuestro país. 

Las fuerzas invasoras buscaban ingresar por el Paraná. Pero el Gobierno de Juan Manuel de Rosas, respaldado desde el exilio por el general José de San Martín, preparó una resistencia y lo impidió.

Barquitos de papel de NEA CSLP

Las fuerzas invasoras buscaban ingresar por el Paraná. Sin embargo, las tropas nacionales, al mando de Lucio Mansilla, se anticiparon en un estrecho recodo de ese río: la Vuelta de Obligado, en el distrito bonaerense de San Pedro.

En esa curva donde el río se angosta, las tropas comandadas por el general Lucio N. Mansilla, encargado de la defensa del territorio nacional, tendieron tres gruesas cadenas, de costa a costa, sostenidas sobre 24 barcazas para cerrar el paso.

El número de fuerzas enemigas superaba ampliamente en número y modernidad de su armamento a las argentinas, que no se amedrentaron y batallaron durante siete horas. Los invasores pudieron forzar el paso pero encontraron una resistencia popular que impidió que cumplieran sus objetivos. Los argentinos, actuaron con valentía y decisión demostrando un gran amor a la patria.

El papel de las mujeres en la política y la cultura argentina no siempre es reconocido con justicia. Pocas veces se dimensionan sus aportes, tanto en los grandes acontecimientos como en la vida cotidiana. La historia de Petrona Simonino, quien participó en la batalla de la Vuelta de Obligado, se inscribe en la rica tradición de mujeres argentinas que protagonizaron distintas luchas para transformar el país y contribuir a una vida en común más justa.