A través de diferentes propuestas, los tres niveles educativos que conforman   nuestra escuela, hemos reflexionado acerca de la interculturalidad, el reconocimiento, el respeto a nuestros orígenes  y a los pueblos que habitaban nuestro territorio.         La escuela es un lugar de reproducción social, pero también un espacio donde         es posible trabajar nuevas formas de relaciones, ensayar interacciones,         reorientar conductas y aprender a reconocer la riqueza de la diversidad cultural.

Es por lo expuesto que en esta fecha propiciamos la implementación de La radio en NEA , que tiene como objetivo ampliar las trayectorias escolares de nuestros estudiantes, diversificando el horizonte de oportunidades y experiencias que respeten la diversidad cultural. Constituye una nueva herramienta pedagógica que permite abordar, con diversos recursos, los contenidos curriculares a través de un canal de expresión lúdico y, a la vez reflexivo. El proyecto propone el desarrollo de diferentes estrategias en tiempos y espacios complementarios a las clases sincrónicas y asincrónicas que estimulan la investigación, la expresión y el intercambio entre los alumnos, los docentes y nuestra comunidad educativa.

La comunicación a través de la radio implica tomar y otorgar la palabra. De esta manera la educación y la comunicación se complementan siendo parte de un mismo proceso de transformación.
Desde una nueva perspectiva de inclusión y de respeto por la diversidad donde los jóvenes son sujetos de derecho, crear nuevas formas de estar y de aprender que sean convocantes a partir de los intereses poniendo en valor las culturas y visibilizando las diferentes voces. De esta manera transformamos el aula como taller de radio.

Este concepto amplio de diversidad cultural nos permitió, junto a nuestros estudiantes, ampliar las alternativas, alimentando diversas capacidades y valores humanos, impulsando así el respeto, la protección y la conservación de todas las culturas para seguir  “educando para un mundo mejor”