11 de Septiembre: Homenaje a los maestros en su día

Cada 11 de Septiembre, en Argentina, se celebra el “Día del Maestro”, en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, quien dedicó gran parte de su vida a organizar y fomentar la educación en nuestro país. Este festejo será especial. Reflexionaremos, por medio de otro acto virtual, sobre los acontecimientos significativos para la historia nacional. 

Reconocemos en la actualidad a  Sarmiento como el pilar de la educación y en ese sentido es nuestro rol recordarlo para poder retomar aspectos progresivos de su amplio legado. 

En su nombre, rendiremos homenaje a todos aquellos que elegimos sus pasos y asumimos el compromiso de enseñar y conformamos, con nuestra labor diaria,  la NEA.

Sarmiento nació el 15 de Febrero de 1811, en el seno de una familia muy humilde que vivía en la provincia de San Juan. Desde muy pequeño se interesó por los libros y aprendió a leer a los cuatro años. Con el tiempo se dedicó a enseñar a niños y a adultos

Juegos de antes

Juegos de ahora

Además de jugar le encantaba aprender a leer, los libros eran sus amigos inseparables, se pasaba horas sentado bajo una higuera haciéndolo.

A los 5 años ingresó a una de las llamadas Escuelas de la Patria, se destacó como un alumno ejemplar… ¡Y también, por haber concurrido todos los días a clase!

A la edad de quince años, viajó con su tío a la provincia de San Luis. Allí, en el pueblito de San Francisco del Monte, fundó una escuelita, donde enseñó a los campesinos y a sus hijos a leer y escribir. Había cumplido su sueño: ¡SER MAESTRO!

Se esforzó sin descanso, por aprender y aprender.

En el año 1831, por estar en desacuerdo con los gobernantes de ese momento, debió irse por un tiempo a Chile, donde fue maestro y minero. Por las noches, ¡continuaba  estudiando! Aprendió inglés y francés, para poder leer libros importantes en esos idiomas.

De regreso a nuestra Patria, en 1836, fundó una sociedad literaria, un colegio de señoritas y el periódico El Zonda. ¡Cuántas cosas!

Fue periodista, soldado, director de una escuela… 

Escribió  varios libros. Llegó a ser gobernador de San Juan.  Fundó muchas escuelas y bibliotecas. Fue embajador en los Estados Unidos, y un día… ¡Presidente de la Nación!

Pensar en Sarmiento indudablemente nos remite a sus ideas de avanzada para la época,  como   la temática  educativa que aquejaba a una joven nación como la nuestra,  partida  en luchas internas y que  relegaba esta cuestión a otros ámbitos ajenos al estado.

El año 1849 es un momento crucial, Sarmiento debido a sus desavenencias con el régimen rosista se embarca en un exilio que lo llevará de Chile a Estados Unidos y posteriormente a recorrer Europa.

Su obra es un fuerte legado que plantea la idea de una educación laica para niños de entre 6 y 14 años. Aborda cuestiones materiales y técnicas, como construcción de edificios y mobiliario. Otro punto central es la incorporación de mujeres al mundo del trabajo.

Cuando logra ser presidente se incrementan las escuelas y se construyen cerca de 800 edificios y el número de alumnos.En 1875 se dictó la Ley de Educación Común de Buenos Aires donde Sarmiento había tenido una influyente labor, más adelante sirvió de andamio para lo que luego se transformó en la Ley 1420 de Educación.

Gracias por reinventarse día a día, por traspasar la pantalla y seguir acompañando a alumnos y familias…

Por la inmensa creatividad, por el tiempo, las sonrisas compartidas y las risas logradas.

Gracias por el profesionalismo, por afrontar con vocación los desafíos, los malabares.

Gracias por seguir firmes  y priorizar a los alumnos por encima de toda realidad personal.

Gracias por ser pieza fundamental en este engranaje.

Este presente hace evidente la enorme relevancia del rol y la labor del docente. Nuestro reconocimiento a todos ustedes.

¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTA GRAN COMUNIDAD EDUCATIVA NEA!

RESULTADOS DE LAS ENUESTAS REALIZADAS A NUESTROS ALUMNOS Y SUS FAMILIAS

Hoy la escuela ha cobrado una importancia inusual, resignificando espacios de encuentro y afianzando vínculos. Sigamos firmes izando la bandera de los valores, para que  podamos entender, sortear y afrontar las dificultades que la actualidad nos presenta. Sigamos caminando juntos, escuela y familia, construyendo un mundo mejor.